Dividendos y fondos de acumulación

Estás aquí:
< Todos los temas

Algunas empresas reparten parte de sus beneficios entre sus accionistas mediante dividendos. De hecho, de ahí proviene el término de “renta variable”. Otras empresas, sin embargo, reinvierten sus beneficios en la propia empresa, por lo que el crecimiento esperado del valor de sus acciones será mayor.

Los fondos de distribución reparten los dividendos a los inversores, por lo que estos deberán pagar impuestos por cobrarlos (entre un 19% y 23%), aunque luego los usen para comprar más acciones. Por el contrario, los fondos de acumulación reinvierten los dividendos en la compra de más acciones, por lo que se pospone el pago de impuestos a cuando realmente se vaya a retirar el dinero. Debido a la fiscalidad en España, se recomienda utilizar fondos de acumulación tanto en la fase de aportaciones a la cartera como en la fase de retirar el dinero de la inversión.

Veamos ahora las diferentes opciones que tenemos para la renta variable.

Anterior Comparativa fondos activos vs indexados
Siguiente Invertir mediante acciones individuales
Tabla de contenidos
Creative Commons License
Except where otherwise noted, the content on this site is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivatives 4.0 International License.